Tipos de herencias y trámites de una herencia

tramites y tipos de herencias

 

Cuando fallece el causante tenemos dos situaciones: la herencia testada o la herencia abintestato.


1. La herencia testada es aquella que tiene testamento: fallecimiento de una persona que en algún momento de su vida otorgó testamento ante Notario indicando las pautas que se debían realizar en su sucesión. Se puede nombrar como heredero a cualquier persona, familiar o no. Aquí habrá que ver si impugnamos o no testamento.

2. Herencia abintestato o intestada: fallecimiento de una persona que nunca acudió ante notario para plasmar su voluntad. Aquí aparecen los herederos legales, por ello se hace la declaración de herederos.

 

Tramitación de Herencias. Pasos a seguir

 

    • Primer paso. Transcurridos 15 días desde el fallecimiento del causante, lo primero es será el certificado de defunción y el certificado de actos de última voluntad, así como también el conocimiento de un posible seguro vinculado a la defunción.

 

    • Segundo paso. Realizar un inventario sobre los bienes del fallecido para así poder decidir entre las posibles actuaciones que nos plantea la ley, esto es:

       

                Aceptación pura y simple de la herencia

                Aceptación a beneficio de inventario

                Renuncia de la herencia

 

    • Tercer paso. En el supuesto de que se acepte la herencia el siguiente paso será realizar la partición de la herencia con el objetivo de determinar qué bienes irán al patrimonio de cada uno de los herederos. Se realizará mediante documento público ante notario. La partición puede efectuarse de común acuerdo por las partes (herederos y herederas) o a través de un juez partidor (juez árbitro). Cualquier coheredero podrá pedir en cualquier tiempo la partición de la herencia.  Si no puede pedirlo presencialmente, lo podrá pedir su representante legal (o por ejemplo puede acudir a un notario para otorgarle a otra persona  un poder notarial) si el coheredero está en situación de ausencia.

 

    • Cuarto paso. El último paso, y no menos importante, será la liquidación de los correspondientes impuestos de herencias, como es el ISD (Impuesto de Sucesiones y Donaciones).

 

Si necesitas asesoramiento en herencias en Granada contacta con nosotros y consúltanos sobre tu caso particular. Estaremos encantados de ayudarte.

 

 

 

Artículos relacionados

Artículos relacionados